Trastorno del Espectro Autista y Alimentación

El trastorno del espectro autista (TEA) es un trastorno del desarrollo neurológico que abarca el autismo, el síndrome de Rett, el síndrome de Asperger, el trastorno desintegrativo infantil y el trastorno del desarrollo global sin más especificaciones. Actualmente, el 1% de la población mundial tiene un diagnóstico de TEA. 

Se establecen como características del autismo: déficits en la comunicación e interacción social; dificultad para establecer conversaciones normales, ya sean de aspecto verbal o no verbal y demostrada falta de interés social, y dificultades en expresar emoción y afecto; dificultad para establecer relaciones, intereses y actividades; insistencia en hacer las mismas cosas; movimientos estereotipados; adherencia inflexible a una rutina (que incluye, en el campo nutricional, la neofobia alimentaria); e hiper o hiporeacción a estímulos sensoriales, incluida la selectividad alimentaria.

Todas las personas con TEA comparten características que definen este trastorno y que se manifiestan fundamentalmente en dos áreas de su desarrollo evolutivo y funcionamiento personal: la comunicación social y la flexibilidad del comportamiento y del pensamiento.

En el caso del TEA (Trastorno Espectro Autista) sin discapacidad intelectual asociada, o síndrome de Asperger, las principales características en el área de la comunicación social se manifiestan en relación a la comprensión y manejo de los aspectos verbales (interpretación de significados no literales del lenguaje, pragmática…) y no verbales (contacto ocular, gestos, postura corporal, etc.) de la comunicación, y en su uso social (comprensión de situaciones sociales, manejo de relaciones interpersonales, resolución de conflictos, etc.).

En el ámbito de la flexibilidad del pensamiento y del comportamiento, se presentan patrones restringidos, estereotipados y repetitivos de intereses y conductas, que hacen que para la persona sea difícil adaptarse de manera flexible a las demandas cambiantes del entorno.

La evidencia científica sobre sus posibles causas sugiere la participación de diversos defectos genéticos junto con factores ambientales y biológicos.

Las anomalías en las respuestas metabólicas se describen en estudios como la teoría del exceso de opioides propuesta por primera vez por Panksepp en 1979. Tales anomalías se deben a la alta permeabilidad intestinal que permite el paso de compuestos dañinos, provocando inflamación intestinal y traspasando la barrera hematoencefálica. que conduce a cambios en el metabolismo cerebral. 

Además, debido al comportamiento de alimentación selectivo, término que se utiliza para hacer referencia a la comida que rechazan, la escasa variedad y las ingestas restrictivas en algunos alimentos que se ingieren habitualmente. las personas con autismo pueden tener con bastante probabilidad una ingesta inadecuada de nutrientes.

Esto sugiere que las intervenciones destinadas no solo a mejorar el estado nutricional, sino también a los cambios de comportamiento generados por la deficiencia de nutrientes son necesarias e importantes. 

Es necesario intervenciones nutricionales en personas con TEA para conseguir un ingesta adecuada de nutrientes.

Se han realizado numerosos estudios y revisiones de los mismos para aclarar el papel de las intervenciones nutricionales. Así una reciente revisión identificó las intervenciones nutricionales implementadas con mayor frecuencia en el tratamiento de niños y adolescentes con TEA y evaluó la calidad y efectividad de estas intervenciones, así como las posibles limitaciones presentes en la literatura actual sobre el tema.

Aunque los resultados encontrados en esta revisión, y coincidentes con otras previas, sobre las intervenciones ampliamente utilizadas en niños y adolescentes con TEA y donde los familiares, cuidadores y compañeros informan de una mejora visible en varios aspectos relacionados con los síntomas clínicos y conductuales del trastorno, los cierto es que muchas de ellas no estaban bien diseñadas lo que hace disminuir su evidencia científica.

En definitiva, aunque algunos autores reportan avances en los síntomas asociados con el autismo en personas con TEA que se someten a intervenciones nutricionales, no hay evidencia científica suficiente para respaldar un concreto de alguna de ellas. Ya que se deben desarrollar estudios con metodologías rigurosas que cubran los siguientes aspectos: un período de intervención de más de seis meses, un tamaño de muestra adecuado y un conjunto bien meditado de medidas y resultados de evaluación.

Lo que sí es evidente y necesario facilitar una alimentación equilibrada, sana y nutritiva para favorecer un correcto desarrollo general del individuo y evitar déficits que agraven las alteraciones ya definidas.

Sin lugar a dudas, el asesoramiento nutricional por un experto es un aspecto, pues, necesario para estas personas y ayudar a sus familias.

Resumen de algunas intervenciones

Aspectos a tener en cuenta si hay alguien en casa con este diagnóstico.

Procurar mantener horarios de comida.

Es recomendable que los alimentos se compartan en familia.

Evitar alimentos procesados. Procura adquirir productos lo más naturales posible.

Incluir muchas frutas y verduras en su alimentación. Esto permitirá que mantengan un equilibrio en vitaminas y minerales.

Eliminar de su dieta los alimentos y bebidas azucaradas. Podrían afectar a su desarrollo.

Incluir alimentos ricos en Omega 3 y 6, son importantes para el desarrollo cerebral y la formación de los impulsos nerviosos. La suplementación con estos ácidos grasos todavía está en controversia, por lo que es importante incluirlos en la dieta.

Mantener una hidratación adecuada.

Lo de eliminar de su dieta alimentos que contengan gluten, es decir, todos los derivados de trigo, cebada, centeno y avena, es un punto a consideración y siempre bajo supervisión con el especialista, cada caso es diferente.

Lo de evitar productos lácteos para disminuir la caseína en la dieta es otro punto a consideración y siempre bajo supervisión con el especialista, cada caso es diferente.

Procurar que realicen actividad física en medida de lo posible.

Bibliografía:

Núñez Santiago, P. (2020). Nutrición y trastornos del espectro autista.

Sathe N, Andrews JC, McPheeters ML, Warren ZE. Intervenciones nutricionales y dietéticas para el trastorno del espectro autista: una revisión sistemática. Pediatría. 2017; 139: e2017034. https://doi.org/10.1542/peds.2017-0346

Dias EC, Rocha, JS, Ferreira, GB, Pena GG. Dieta isenta de glúten e caseína no transtorno do espectro autista: uma revisão sistemática. Rev Cuidarte. 2018; 9: 2059-73. http://dx.doi.org/10.15649/cuidarte.v9i1.485

También te puede interesar….

El Rombo de la alimentación
¿Sabes cuáles son las mejores grasas que puedes consumir y qué alimentos las contienen?

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es ancianos-deporte.jpg
Factores dietéticos y fragilidad en los adultos mayores
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es alimentos.jpg
¿Qué alimentos debemos comer a diario?
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es proteinas-2.jpg

Recomendaciones ingesta de proteínas

Alimentos y Felicidad

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es hidratos-de-carbono-1024x688.jpg
Conoce los tipos de Hidratos de Carbono
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Alimentosycancer.jpg
La Alimentación durante el Cáncer
¿Padezco de colesterol?
Nutrición Deportiva

Recetas de Cocina Saludables

Follow by Email
Facebook0
Twitter20
Visit Us
Follow Me
LINKEDIN
INSTAGRAM20

Pedro J. Martín Pérez

Dr. Pedro Martín Pérez, Médico de Salud Comunitaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Bizcocho de Nísperos

Jue Abr 1 , 2021
En esta receta hemos sustituido el azúcar refinada por pasta de dátiles medjool y así seguir teniendo un sabor dulce, aparte del aportado por los nísperos y hemos usado harinas sin gluten para que sean aptos para celiacos (trigo sarraceno, arroz y almendra). Opcionalmente hemos puesto clara de huevo, que […]

¿Te gusta este Blog? Compártelo con el mundo