Pertenece al grupo de los pescados blancos, y junto con el bacalao, la pescadilla, la perca y la raya es uno de los más magros, dado que apenas aporta 1,3 gr de grasa por 100 gr de carne.