Las pruebas del aliento se basan en el principio de que los hidratos de carbono (más información de qué son aquí), al no ser digeridos, son fermentados por las bacterias intestinales. Durante este proceso se producen gases que son expulsados en el aliento donde son cuantificados. También se liberan otros […]