RECOMENDACIONES DIETÉTICAS FRENTE A LAS NÁUSEAS Y VÓMITOS DURANTE LOS PRIMEROS MESES DE EMBARAZO (EMESIS GRAVÍDICA)

Las náuseas y los vómitos en las fases precoces del embarazo son un fenómeno extremadamente frecuente, afecta aproximadamente a más de la mitad (40-60%) de las gestantes y son más comunes entre las semanas 6-14 de gestación y suelen resolverse antes de las 16-20 semanas, aunque un 20% pueden persistir en el segundo y tercer trimestre del embarazo. 

Suelen acompañarse de sensación de mareo y malestar general y, en ocasiones, se desencadenan con olores fuertes, altas temperaturas o determinados sabores.

Son muchas las teorías propuestas para explicar las náuseas y los vómitos observados habitualmente durante el primer trimestre del embarazo y la hiperémesis gravídica (su forma más grave). La causa sigue siendo incierta, a pesar de que muchas posibles las que se han sido investigadas.

Si te encuentras en esta situación, un plan dietético tiene como finalidad mejorar tu tolerancia a la alimentación oral e introducir progresivamente nuevos alimentos hasta normalizar la dieta.

Cuando aparezcan náuseas o tengas vómitos, sigue estos consejos:

CON RESPECTO A LOS LÍQUIDOS…

Bebe en muy pequeñas cantidades: a sorbos pequeños a lo largo de todo el día.

Evita las bebidas con gas o irritantes (alcohol o cafeína), así como los zumos ácidos.

Bebe antes o después de las comidas, no durante las mismas, para evitar la sensación de hinchazón y llenado.

Procura que las bebidas sean frías o del tiempo y con poco olor (agua, infusiones suaves, zumos no ácidos…)

CON RESPECTO A LAS COMIDAS…

Haz varias comidas al día (al menos 6-7 ingestas) siempre en cantidades pequeñas. Evita permanecer muchas horas sin comer. Cena temprano y no olvides el desayuno.

Come despacio, masticando muy bien los alimentos, así lograrás triturar la comida en la boca. al llegar al estómago, de esta forma el estómago no deberá gastar tanta energía en deshacer lo que los dientes no han procesado. Además, masticar despacio tranquiliza y calma el posible estrés que puedas tener en ese momento.

Se recomienda beber y comer en un ambiente tranquilo, dedicando el tiempo necesario. No importa lo agitada que sea tu jornada. Al momento de comer, debes dedicarle el 100 % de tu concentración y, sobre todo, de tu tiempo. La comida debe ser un momento relajante. De lo contrario, tendrás una mala digestión y, probablemente, sentirás náuseas al terminar tus alimentos.

Al principio, en lugar de comidas caldosas (sopas, leche, zumos, …), toma alimentos secos: pan tostado, cereales de desayuno, etc; ya que se toleran mejor.

Los alimentos salados (como galletas saladas) usualmente son bien tolerados temprano por la mañana.

Dieta rica en proteínas y carbohidratos.

No comas alimentos grasos ni a los que por su preparación se añade grasa (fritos, salsas, rebozados, empanados, …), ya que enlentecen la digestión y provocan pesadez, lo que puede facilitar el vómito.

Evita los alimentos muy ácidos, demasiado condimentados o que tengan olores y sabores fuertes. Son preferibles los alimentos suaves, preparados al vapor, a la plancha, asados…

Evita tomar los alimentos muy calientes. Se aconseja consumirlos a temperatura ambiente o fríos.

Si las náuseas se producen siempre en el mismo momento del día, cambia los horarios de las comidas de forma que éstas no coincidan con las horas a las que habitualmente se producen las náuseas y/o vómitos.

Aprovecha los momentos que no tengas náuseas para poder comer.

Siéntate después de las comidas, pero evita tumbarte.

Eliminar bebidas alcohólicas, tabaco, drogas y automedicarte

El jengibre es eficaz para combatir las náuseas y vómitos durante el embarazo, comparable a la toma de vitamina B6. La toma de jengibre recomendada varía en función del país y de la forma de preparación, se establece que 1 g por día es la dosis de jengibre estudiada para la mejora de las náuseas y vómitos durante el embarazo, aunque habría que investigar más en este respecto.

El jengibre tiene efectos anticoagulantes e hipoglucemiantes, por lo que debe ser recomendado con precaución. Se considera seguro su uso durante el embarazo siempre utilizado con precaución.

RECUERDA…

En líneas generales, debes seguir una alimentación balanceada y variada. Recuerda que dentro de ti crece una nueva persona. Su desarrollo depende, en gran parte, de lo que ingieres.

Al momento de comer, debes dedicarle el 100 % de tu concentración y, sobre todo, de tu tiempo. La comida debe ser un momento relajante. De lo contrario, tendrás una mala digestión y, probablemente, sentirás náuseas al terminar tus alimentos.

Recuerda que el estrés puede provocar e incluso intensificar las náuseas y mareos.  Si te sientes muy agobiada, lo mejor es que practiques una actividad relajante, como meditaciones o yoga para embarazadas.



Bibliografía

Morales, S. S. F., Orrego, A. M. G., & Barrantes, L. V. (2021). Manejo de la hiperémesis gravídica según gravedad clínica. Revista Médica Sinergia6(7), e693-e693.

Vargas-Álvarez, T., & Acuña-Bolaños, D. R. (2019). Revisión: hiperémesis gravídica. Acta Académica65(Noviembre), 105-118.

Marina Rodríguez Suárez, María Menéndez Granda, Eva Vázquez Fernández, Carla García Fernández, Clara Suárez Pérez, Laura Rodríguez García, María Gómez de Cos, Elena Sánchez Huerta. El uso del jengibre como antiemético durante el embarazo. Revista medica. 21/02/2020. Accesible en: https://revistamedica.com/uso-jengibre-antiemetico-embarazo/

Si te parece que mi contenido es útil, ¡compártelo!🙂

El Rombo de la alimentación
Ingesta de Hierro: ¿Cuáles son las Recomendaciones?

Método de la Mano


El azúcar oculto en los alimentos
Menos Sal, Más Salud
Subscríbete a nuestro blog
Follow by Email
Facebook0
Twitter20
Visit Us
Follow Me
LINKEDIN
INSTAGRAM20

Pedro J. Martín Pérez

Dr. Pedro Martín Pérez, Médico de Salud Comunitaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Cambio climático y cómo afecta a tu alimentación

Jue Oct 14 , 2021
Los alimentos son la palanca más potente para optimizar la salud humana y la sostenibilidad ambiental en la Tierra. Sin embargo, los alimentos amenazan actualmente tanto a las personas como al planeta. Han surgido una gran cantidad de trabajos sobre los impactos ambientales de distintas dietas, y la mayoría de […]

¿Te gusta este Blog? Compártelo con el mundo