QUÉ ES EL BABY-LED WEANING Y CÓMO INICIARSE EN LA ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA

El destete guiado por el bebé implica pasar directamente a comer con los dedos y pasar por alto los purés.

La alimentación complementaria del bebé la constituyen todos aquellos alimentos diferentes a la leche materna o adaptada que se empiezan a introducir en la dieta del bebé a partir de los 6 meses de vida. Una etapa maravillosa, pero que a menudo también viene cargada de dudas y de falsos mitos.


La importancia de la nutrición materna durante la lactancia

Leches vegetales para niños ¿son adecuadas?

Recomendaciones alimentarias de pescado para evitar la exposición de mercurio

¡Cuidado! Arsénico en los alimentos. ¿Qué debemos tener en cuenta?


Baby Led Weaning (BLW), simplemente, significa la alimentación complementaria autorregulada o dirigida por el bebé, es decir, dejar que tu hijo se alimente solo desde el comienzo del destete. El término fue acuñado originalmente por Gill Rapley, ex visitadora de salud y partera. En ella ofrecemos alimentos blandos sin triturar desde el inicio de la alimentación complementaria y el bebé tiene que ser el protagonista.

La alimentación complementaria puede ser a trozos (Baby-Led Weaning), con papillas y triturados o en formato mixto. Cada familia debe encontrar lo que le vaya a ir mejor según sus deseos y preferencias, recordando, eso sí, la recomendación es que todos los bebés ingieran trozos como muy tarde a los 9-10 meses.

Entre las ventajas del método BLW a trozos encontramos:

Da al bebé la oportunidad de explorar distintos sabores y texturas, facilitando así la aceptación de una mayor variedad de alimentos.

Mejor autorregulación energética para prevenir la sobrealimentación. No se obliga al bebé a comer. Enfatiza que sea el propio niño/a quien se lleve la comida a la boca, permitiéndole así regular mejor la cantidad de comida que consume.

Desarrollo de las habilidades motoras del bebé.

Comida real desde el inicio: sin alimentos “especiales para bebés”, como papillas de cereales (con su correspondiente aporte de azúcares).

El bebé disfrutará comiendo y su familia, viéndolo comer. Anima a madres y padres a compartir con sus hijos preparaciones saludables en torno a la mesa familiar, enseñándoles a alimentarse mediante el ejemplo y disfrutando juntos del momento de la comida.

Enfoque respetuoso con el bebé: hambre-saciedad, así como de los ritmos de comida de cada niño. Fomenta la confianza e independencia del bebé al permitirle desempeñar un rol activo en su alimentación.

Ahorra tiempo y esfuerzo: más económico, ya que se prepara una sola comida para toda la familia. Menos estrés de padres y cuidadores, por lo tanto, puesto que tienen que preparar muy pocos alimentos exclusivamente para el bebé.

El bebé se familiariza desde el inicio con el sabor real de los alimentos. Se promueve la adaptación del paladar a estos sabores reales.

¿CUÁNDO PUEDE MI BEBÉ COMENZAR A COMER ALIMENTOS SÓLIDOS?

Recuerda que la preparación de cada niño para los alimentos sólidos depende de su propio ritmo de desarrollo.

¿Pueden mantener la cabeza erguida? Tu bebé debe poder sentarse en una silla alta, un asiento para comer o un asiento para bebés con buen control de la cabeza.

¿Abren la boca cuando les llega la comida? Los bebés pueden estar listos si lo ven comer, alcanzan su comida y parecen ansiosos por ser alimentados.

¿Tu bebé es lo suficientemente grande? Por lo general, cuando los bebés duplican su peso al nacer (generalmente alrededor de los 4 meses de edad) y pesan alrededor de 6 kilos o más, pueden estar listos para recibir alimentos sólidos.

¿QUÉ ALIMENTO DEBO DARLE PRIMERO A MI BEBÉ?

Los primeros alimentos de tu bebé son de tu elección. A pesar de que se ha estudiado mucho sobre el orden de introducción de alimentos, aún no contamos con suficiente evidencia para recomendar comenzar por un grupo (ej. verduras) en lugar de por otro (ej. frutas), por lo que se podrían ofrecer primero frutas de temporada o verduras o tubérculos, etc.

Sí que resultará importante incluir alimentos ricos en hierro desde los primeros días o semanas, ya que este es uno de los motivos por el que se sugiere iniciar con la alimentación complementaria en torno a los 6 meses (cuando se estima que las reservas que tiene el bebé de este mineral comienzan a agotarse).

Una vez sepamos que nuestro bebé está preparado, comenzaremos a ofrecer alimento por alimento una o dos veces al día, permitiéndole explorarlo y probarlo a su ritmo.

Es natural tener problemas de atragantamiento cuando le das alimentos sólidos a tu bebé. Pero siempre que ofrezcas alimentos seguros, las encías de tu pequeño son bastante capaces de masticar sólidos blandos. Al principio se ofrecerán trozos más grandes (de mayor tamaño que la mano del bebé) y a medida que va mejorando el agarre y la masticación, iremos cortando los alimentos en trozos más pequeños.

Las arcadas son comunes, especialmente en las primeras semanas del destete dirigido por el bebé, ya que el bebé trata de maniobrar bultos desconocidos en su boca. Pero tenga en cuenta que las arcadas son en realidad una respuesta de seguridad cuando los alimentos regresan demasiado a la boca, y no es lo mismo que atragantarse.

Cuando los bebés se atragantan, están manejando el problema por sí mismos, y es mejor simplemente mantener la calma (o al menos parecer calmado) y esperar hasta que pase.

Cuando los bebés se atragantan, están manejando el problema por sí mismos, y es mejor simplemente mantener la calma (o al menos parecer calmado) y esperar hasta que pase.

Introduce un alimento nuevo de “ingrediente único” de cualquier grupo de alimentos cada 3 a 5 días. A pesar de que antes se daba un calendario fijo de incorporación de alimentos, ahora se sabe con evidencia científica que no hay un orden establecido en la incorporación de alimentos en la alimentación complementaria del bebé.

Ahora también sabemos que retrasar la incorporación de alimentos potencialmente alergénicos no previene alergias, por lo que podemos incorporarlos también desde los 6 meses si sabemos cómo. Aun así, estate atento/a a cualquier reacción. Siempre asegúrate de que el bebé esté bien (sin fiebre, secreción nasal, tos, etc.) cuando introduzcas un nuevo alimento. Esto asegura que los síntomas alérgicos no estén enmascarados debido a una enfermedad. Es mejor introducir los alérgenos temprano en el día. Te da la oportunidad de observar a tu bebé durante todo el día y te facilita ponerte en contacto con tu médico o enfermera si es necesario.

Corte los alimentos blandos en rebanadas del “tamaño de un dedo” hechas para agarrar, de esta forma la comida es lo suficientemente firme como para que puedan levantarla y sostenerla, lo suficientemente larga como para que una pequeña porción sobresalga de su mano y puedan verla, y lo suficientemente suave como para engomarla y masticarla. Algunos ejemplos incluyen:

-Lanzas de frutas maduras suaves, como plátano, pera, aguacate, kiwi y mango.

-Tiras de verduras asadas, al horno o al vapor, como batatas, zanahorias y calabazas.

Evita ofrecerle alimentos sólidos en los momentos en los que tenga sueño o mucha hambre.

Importancia de continuar la alimentación con leche. Si bien el término destete se incluye en el nombre, la introducción de alimentos sólidos no debe reemplazar la leche materna o la fórmula infantil. La leche materna o fórmula infantil continúa siendo la principal fuente de nutrición del bebé hasta los 12 meses, y se deben usar alimentos sólidos para complementar estos alimentos lácteos.

Ofrécele agua mientras experimenta con los alimentos sólidos.

Explica el destete guiado por el bebé a todos los que cuidan a su hijo. Es importante asegurarse de que todos los cuidadores sigan las mismas precauciones de seguridad que usted.

¡ Explica el destete guiado por el bebé a todos los que cuidan a su hijo !

A los pocos meses de comenzar con los alimentos sólidos, la dieta diaria de su bebé debe incluir una variedad de alimentos, como leche materna, fórmula o ambos; carnes; cereales; verduras; frutas; huevos; y pescado.

¿QUÉ ALIMENTOS DEBEMOS EVITAR?

Existe una serie de alimentos que debemos evitar antes de los 12 meses por distintos motivos que exponemos a continuación:

-El azúcar y los productos que la contienen, como galletas (aunque estén dirigidas a bebés), cereales infantiles, purés o potitos y yogures para bebés, ya que además de contribuir con la aparición de sobrepeso infantil, podrán dificultar la aceptación de alimentos como las verduras al acostumbrar al paladar a sabores más intensos.  También debemos evitar los edulcorantes por este motivo.

-La miel por el riesgo de contraer botulismo.

-La sal, tanto por generar mayor trabajo a los riñones del bebé (que deberán eliminar el exceso de sodio) como por acostumbrar al paladar a este sabor.

-Las algas, debido a su elevada concentración de yodo que puede afectar la función tiroidea.

-Los lácteos desnatados (pueden probarse los lácteos enteros en pequeñas cantidades o como parte de recetas, pero nunca en sustitución de la leche materna o fórmula) ya que los requerimientos de grasas son mayores en los niños, y la leche sin pasteurizar que puede conllevar la aparición de enfermedades transmitidas por alimentos (brucelosis, listeriosis, etc.).

-La bebida de arroz, debido a que contiene arsénico inorgánico (que en caso de consumir arroz cocido o en preparaciones tuvo oportunidad de evaporarse o diluirse en el agua de cocción, más en el caso de la bebida de arroz, puede permanecer en el agua). Accede aquí a nuestro artículo Leches vegetales para niños ¿son adecuadas?.

Pescados de gran tamaño (emperador, atún rojo, lucio y tiburón) y mariscos, debido a la presencia de mercurio y la acumulación de otros metales pesados como el cadmio o el plomo. Mira aquí Recomendaciones alimentarias de pescado para evitar la exposición de mercurio.

Espinacas, acelgas y borrajas, debido a la presencia de nitratos en sus hojas.

Frutos secos enteros (pueden comerse en crema o triturados), palomitas de maíz, zanahoria cruda (puede ofrecerse rallada), manzana cruda (puede ofrecerse rallada), frutas como cerezas o uvas enteras (pueden ofrecerse cortadas en cuartos), caramelos o chicles por el riesgo de asfixia que conllevan.

Carne de caza o carnes poco hechas.

El resto de frutas, verduras, legumbres, carnes y otros alimentos no recogidos en este listado pueden comenzar a ofrecerse progresivamente a partir de los 6 meses.

La AEP (Asociación Española de Pediatría) y la AAP (Academia Americana de Pediatría) entre otras, recomiendan que si se sigue una alimentación basada en triturados, hacia los 9-10 meses debe haber una oferta de texturas, ya que si alargamos más tiempo la introducción de sólidos puede haber una sobrealimentación (el bebé come más de lo que realmente necesita y puede derivar en problemas de sobrepeso), también puede haber problemas con la aceptación de diferentes alimentos y texturas.

Bibliografía

Pediatrics, Un enfoque dirigido por bebés para comer sólidos y el riesgo de asfixia, octubre de 2016.

Academia Estadounidense de Pediatría, Inicio de alimentos sólidos, agosto de 2022.

Cleveland Clinic, Destete guiado por el bebé: lo que necesita saber, octubre de 2021.

Neves, FS, Campos, AAL y Pereira Netto, M. (2018). El método de destete guiado por el bebé (BLW) en el contexto de la alimentación complementaria: una revisión. Revista Paulista de Pediatría , 36 , 353-363.

Fuentes Alfaro, V., Leonelli Neira, G., & Weisstaub, G. (2022). ¿Qué se sabe actualmente sobre el método de alimentación guiado por el bebé-BLW?. Andes pediatría , (Adelante), 0-0.

Górriz Martínez, O. Baby–Led Weaning (BLW) y Baby–Led Introduction to Solids (BLISS): nuevos enfoques de la alimentación complementaria. Una revision.

Dra. Gómez Fernández-Vegue M. Recomendaciones de la Asociación española de pediatría sobre la alimentación complementaria. Aeped. 2018 [consultado 8 Jun 2022]. Disponible en: https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/recomendaciones_aep_sobre_alimentacio_n_complementaria_nov2018_v3_final.pdf

Brunner-López O, Fuentes-Martín MJ, Ortigosa-Pezonaga B, López-García AM. Texturas evolutivas en la introducción de nuevos alimentos: un acercamiento teórico. Rev Esp Nutr Hum Diet [Internet] 2019 [consultado 2022];23(2): 104 – 122. Disponible en: http://scielo.isciii.es/pdf/renhyd/v23n2/2174-5145-renhyd-23-02-104.pdf

Gutiérrez Cuenca G. Baby Led-Weaning: alimentación complementaria a demanda. Una revisión bibliográfica. Nure investigación. 2019 [consultado 8 Jun 2022]; 102. Disponible en: https://www.nureinvestigacion.es/OJS/index.php/nure/article/view/1742

Beatriz Espín J, Martínez Rubio A. El paso de la teta a la mesa sin guión escrito. BLW: ¿ventajas? ¿riesgos?. AEPap [Internet] 2016 [consultado 2022];59-66. Disponible en: https://www.aepap.org/sites/default/files/1mr_3.2_el_paso_de_la_teta_a_la_mesa_sin_guion_escrito_baby_lead_weaning.pdf

Gonzáleza, M. S., & Piquerasb, P. G. (2021). Baby led weaning,¿ seguro y eficaz? Una revisión narrativa. Rev Pediatr, 23, e163-e171.

aprende para mejorar tu salud

Si te parece que mi contenido es útil, ¡compártelo!🙂

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.9 / 5. Recuento de votos: 7

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Subscríbete a nuestro blog
Total
0
Shares

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.9 / 5. Recuento de votos: 7

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Pedro J. Martín Pérez

Dr. Pedro Martín Pérez, Médico de Familia y Comunitaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de www.pedromartinutricion.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas.

Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia. El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

Entrada siguiente

Huevos, cuántos podemos comer a la semana….según la ciencia

Lun Nov 28 , 2022
<div class="at-above-post addthis_tool" data-url="https://pedromartinnutricion.com/que-es-el-baby-led-weaning-y-como-iniciarse-en-la-alimentacion-complementaria/"></div>La relación entre el colesterol en sangre y las enfermedades del corazón está bien establecida, siendo la reducción del colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL) sérico el objetivo principal de la terapia preventiva. La American Heart Association (AHA), en la década de 1990, recomendó un consumo de colesterol inferior […]<!-- AddThis Advanced Settings above via filter on get_the_excerpt --><!-- AddThis Advanced Settings below via filter on get_the_excerpt --><!-- AddThis Advanced Settings generic via filter on get_the_excerpt --><!-- AddThis Share Buttons above via filter on get_the_excerpt --><!-- AddThis Share Buttons below via filter on get_the_excerpt --><div class="at-below-post addthis_tool" data-url="https://pedromartinnutricion.com/que-es-el-baby-led-weaning-y-como-iniciarse-en-la-alimentacion-complementaria/"></div><!-- AddThis Share Buttons generic via filter on get_the_excerpt -->