¿Por qué perder peso rápido no es bueno?

Sabemos que a muchos hombres y mujeres no están contentos con su peso y muchos pasan parte de su vida a dieta sin conseguir nunca resultados a largo plazo e incluso aumentando cada vez más su sobrepeso. 

Hay que tener en cuenta que cambios drásticos en tu alimentación, a muy corto plazo claro que te disminuye de peso pero a expensas de cambios bruscos en tu cuerpo que en la mayoría de los casos conlleva cambios drásticos en tu salud de forma negativa, por las restricciones tan acusadas de nutrientes.

Esta pérdida rápida de peso sin los nutrientes necesarios para nuestro organismo hace que muchas personas comiencen con problemas como ansiedad, nerviosismo, irritabilidad, pérdida de cabello, fatiga, mareos, calambres, alteraciones en la piel, piedras en la vesícula, alteraciones del sistema inmunológico (lo que favorece las infecciones), etc.

Calcula tu índice de grasa corporal

Además como demuestran muchos estudios desde que termines esa dieta recuperarás más peso del que perdiste. Se produce el tan famoso efecto yoyó, y es que las dietas rápidas no consiguen eliminar la grasa (la grasa es un tejido de supervivencia mucho más difícil de eliminar) sino que te hacen perder peso a base de perder líquidos, lo que se recupera rápidamente y además también, en muchos casos, masa muscular.

Una de las vías rápidas elegidas por muchos para perder peso se basan en no comer o comer prácticamente muy poco. O seguir, dietas de zumos o smoothies en su mayor parte, con muy poco o nada de comida solida, o inclusos suplementos “mágicos” como sustitutos de comidas. Con lo divertida y saludable que es la comida «real».

Rombo de alimentación: dieta variada, saludable y, completa

Por tanto, la clave no es una dieta milagro o perder peso de forma extrema, sino cambiar nuestros hábitos de vida hacia unos más saludables y que se mantenga en el tiempo. Lo ideal es que la pérdida sea lenta pero continua.

Para que nos hagamos una idea, se considera que una pérdida de entre medio y un kilo por semana es saludable, más de un kilo por semana sería considerado “muy rápido”.

Hay que educar al organismo a controlar el apetito, ayudarle a asimilar alimentos diferentes, practicar ejercicio, etc.

Hay que seguir una alimentación en la que al perder peso no se degrade ni se pierda la masa muscular, este es un aspecto muy importante a tener en cuenta, porque ayudará a largo plazo a seguir manteniendo activado nuestro metabolismo (dado que el músculo consume muchas calorías, y sobre todo si va acompañado de ejercicio físico, no sólo aeróbico sino también de fuerza muscular.

Lo que saludablemente se recomienda es una alimentación completa y equilibrada como la mediterránea, que aporta todo lo que necesita el organismo y nos permite adaptarla de manera que sea baja en calorías.

Recuerda también que las necesidades calóricas varían de una persona a otra en razón de su sexo, su edad y su nivel de actividad física, de ahí que los menús hay que adaptarlos a cada caso concreto.

Conclusión: olvídate de las dietas, no sólo de las milagrosas, y ponte en manos de un profesional, que te asesore en tu nutrición. Con este asesoramiento se enseñan dónde están los errores de consumo y se proporcionan diferentes opciones para evitar esos hábitos que hacen engordar y se enseñen nuevos que hagan perder, afianzar y mantener el peso.

Pide tu cita para Asesoramiento Nutricional. Consulta en Guanarteme (Las Palmas) y en Agaete.

¿Cómo calcular la CALORÍAS que necesitas al día?

OBESIDAD: una enfermedad compleja con muchas causas
Legumbres: sus nutrientes y beneficios
Ecografía muscular y abdominal. Pide tu cita. Consulta en Guanarteme (Las Palmas) y en Agaete.
Follow by Email
Facebook0
Twitter20
Visit Us
Follow Me
LINKEDIN
INSTAGRAM20

Pedro J. Martín Pérez

Dr. Pedro Martín Pérez, Médico de Salud Comunitaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

¿Cuánta cafeína puedo tomar al día?

Sáb Jul 10 , 2021
La cafeína es una molécula que, dependiendo del alimento en el que se presente, puede tomar diversos nombres. Así también la podemos encontrar con los nombres de teína, guaranina o mateína, y es un constituyente natural presente en más de 60 especies de plantas. Se encuentra en la dieta diaria […]

¿Te gusta este Blog? Compártelo con el mundo