¿Padezco de colesterol?

El riesgo de sufrir un infarto, una angina o un ictus está directamente relacionado con los niveles de colesterol en sangre. Porque el nivel de colesterol afecta al riesgo cardiovascular.

Midiendo el colesterol.

El colesterol es una sustancia grasa (un lípido) presente en todas membranas que recubren las células del organismo por lo que es indispensable para la vida.

Pero también es necesario porque :

  • Forma parte de la estructura de las membranas celulares.
  • Tiene función de Producir bilis que es clave para ayudar a la digestión de las grasas que ingerimos con la dieta.
  • Fabricar vitaminas liposolubles (A, D, E y K).
  • Fabricar hormonas esteroideas (hormonas sexuales y hormonas corticosuprarrenales)

Sin embargo, el aumento del colesterol en la sangre y su depósito en las arterias puede ser peligroso y producirá ateroesclerosis (estrechamiento o endurecimiento delas arterias por depósito de colesterol en sus paredes).

Según el estudio ENRICA (Estudio de Nutrición y Riesgo Cardiovascular en España), la mitad de la población adulta de nuestro país tiene el colesterol elevado.

La mayor parte de nosotros producimos más colesterol en nuestros cuerpos (aproximadamente el 75-80% del colesterol que tenemos) que el que consumimos con los alimentos (que representa aproximadamente el 20-25% de colesterol que tenemos).

El colesterol no es soluble en los medios acuosos (como la sangre) por lo que para ser transportado el organismo usa las llamadas lipoproteínas, formadas por una parte lipídica (o grasa), otra acuosa y otra proteica. Aunque existen varios tipos diferentes de lipoproteínas, dos son las más importantes que trasportan el colesterol en la sangre:

Lipoproteínas de baja densidad o LDL (Low density lipoprotein = LDL), que también se conocen como colesterol “malo”.

La mayor parte del colesterol en sangre es colesterol LDL (c-LDL). Son las lipoproteínas encargadas de transportar el colesterol a los tejidos para su utilización, incluyendo las arterias.

Lipoproteínas de alta densidad, o HDL High density lipoprotein = HDL), también conocidas como colesterol “bueno”, son las encargadas de recoger el colesterol de los tejidos y transportarlo al hígado para su eliminación a través de la bilis y las heces.

Un nivel bajo de colesterol HDL (c-HDL) aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Pero también se ha observado que elevaciones extremas del HDL-c representan directamente HDL disfuncional en algunos individuos, lo que a su vez puede promover el riesgo cardiovascular.

Tener mucho colesterol “malo” (LDL) facilita que las moléculas que lo transportan en sangre entre en la pared de las arterias, allí, como no están protegidas por los antioxidantes de la sangre, se oxidan, estas LDLox no son reconocidas por los receptores de LDL pero si por los receptores “scavenger” de células inmunes y de esta manera se acumulan en el interior de las paredes de los vasos sanguíneos formando las “células espumosas“.

Esta acumulación es el primer paso para la formación de la placa de ateroma, provocando el estrechamiento o endurecimiento de las arterias.

Esto a su vez va dificultando el paso de la sangre por esa arteria hasta que se termina obstruyendo e impidiendo que el oxígeno llegue a ese órgano.

También puede ocurrir que se rompa esa placa (por ejemplo por un aumento de la presión arterial) lo que permite que la sangre circulante se ponga en contacto con los elementos del interior de la placa provocando un trombo que produce una obstrucción aguda de esa arteria.

Según donde se produzca esa obstrucción puede generarse una angina o infarto (si se producen en el corazón) o un ictus (si se produce en el cerebro).

Cuanto mayor sea el nivel de colesterol LDL en sangre, mayor es el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Cuanto mayor sea el nivel de colesterol LDL en sangre, mayor es el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Las Apolipoproteínas:

La ApoA1, es el principal componente proteico de las HDL, que eliminan el colesterol de las células. Por tanto se consideran un factor protector a priori.

La ApoB, es el único componente proteico de las LDL. Las concentraciones elevadas de ApoB se asocian a las enfermedades cardiovasculares.

Llegados a este punto, lo importante es decir que para disminuir nuestro riesgo cardiovascular y, por tanto, la posibilidad de desarrollar una enfermedad cardiovascular debemos, entre otras cosas, disminuir nuestro colesterol malo o LDL y aumentar nuestro colesterol bueno o HDL.

¿Cuáles son los niveles deseables de uno y otro colesterol?

Te los presentamos en la siguiente tabla:

Bibliografía:

Cachofeiro, V. (2009). Alteraciones del colesterol y enfermedad cardiovascular. Lopez Farré A., Macaya Miguel C. et al Libro de la salud cardiovascular. 1ª ed. Bilbao: Fundación BBVA, 131-139.

Escobar, C., Barrios, V., & de Isla, L. P. (2018). Niveles óptimos de colesterol en los pacientes con dislipemia. Revisión sistemática de la evidencia. Medicina de Familia. SEMERGEN44(1), 42-49.

Guallar-Castillón, P., Gil-Montero, M., León-Muñoz, L. M., Graciani, A., Bayán-Bravo, A., Taboada, J. M., … & Rodríguez-Artalejo, F. (2012). Magnitud y manejo de la hipercolesterolemia en la población adulta de España, 2008-2010: el estudio ENRICA. Revista Española de Cardiología65(6), 551-558.

Maldonado Saavedra, O., Ramírez Sánchez, I., García Sánchez, J. R., Ceballos Reyes, G. M., & Méndez Bolaina, E. (2012). Colesterol: Función biológica e implicaciones médicas. Revista mexicana de ciencias farmacéuticas43(2), 7-22.

También te puede interesar….

Dieta FODMAP
Índice de grasa corporal
Recomendaciones ingesta de proteínas
Pollo crispy con avena y semillas
Pimientos con quinoa y queso feta
Proteínas vegetales

Recetas de Cocina Saludables

Recetas de Cocina Saludables
Follow by Email
Facebook0
Twitter20
Visit Us
Follow Me
LINKEDIN
INSTAGRAM20

Pedro J. Martín Pérez

Dr. Pedro Martín Pérez, Médico de Salud Comunitaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Microbioma Intestinal y Ejercicio Físico

Mar Mar 23 , 2021
Un reciente estudio analiza el papel de la microbiota intestinal en la nutrición deportiva personalizada. El término “microbiota intestinal” se refiere al ecosistema de microorganismos que coloniza el tracto gastrointestinal. Sus funciones principales son la nutrición, metabolismo, defensa y función trófica del propio intestino. Está influenciada por factores tanto internos […]

¿Te gusta este Blog? Compártelo con el mundo