Galletas de castaña veganas

INGREDIENTES

150 g de castañas asadas peladas (25 unidades aprox.)

150 g de harina integral de espelta

5 dátiles deshuesados o 3 cucharadas de pasta de dátil (ver receta)

80 ml de bebida vegetal

80 ml de aceite de oliva

1 cucharada de levadura química en polvo

Ralladura de mandarina (opcional)

Pizca de sal

ELABORACION

1

Deja las castañas y los dátiles en remojo al menos 2 horas.

2

Coloca todos los ingredientes en un procesador de alimentos o batidora. Si lo haces a mano, tendrás que triturar primero las castañas con los ingredientes húmedos y poco a poco añadirlos a los ingredientes secos (harina y levadura).

3

Bate hasta obtener una pasta homogénea.

4

Forma bolitas de masa de la misma medida, aplástalas ligeramente y colócalas sobre una bandeja de horno con papel o en un tapete de silicona.

5

Hornea 20 minutos a 200º o hasta que queden doraditas (los tiempos dependen de cada horno), deja que se enfríen sobre una rejilla y ¡listo!

Recuerda seguir siempre una alimentación variada y equilibrada.




 aprende para mejorar tu salud

Subscríbete a nuestro blog
¿Cómo afecta la nutrición a la salud mental y estado de ánimo?
¿Aún no conoces el Psyllium? Te contamos cómo ayuda a tu salud y bienestar intestinal.
Café ¿Beneficio o riesgo para la salud?
Cambio climático y cómo afecta a tu alimentación
Alimentación y Cáncer de Mama
Follow by Email
Facebook0
Twitter20
Visit Us
Follow Me
LINKEDIN
INSTAGRAM20

Pedro J. Martín Pérez

Dr. Pedro Martín Pérez, Médico de Salud Comunitaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

¿Por qué consumir alimentos de temporada?

Sáb Oct 30 , 2021
Nos hemos acostumbrado tanto a comprar casi cualquier fruta o verdura durante todo el año, que no nos cuestionamos nada sobre si es el momento o no de comer ese alimento o de dónde viene, etc. Pero cada fruta y cada verdura tiene su tiempo dentro del calendario, ese momento […]

¿Te gusta este Blog? Compártelo con el mundo