Enfermedad hepática grasa no alcohólica

La enfermedad hepática grasa no alcohólica (EGHNA) es un síndrome caracterizado por la presencia de depósitos de grasa en el hígado en pacientes sin consumo de alcohol y en ausencia de otras causas de enfermedad hepática.

Es una enfermedad muy frecuente, afectando entre el 20-30% de la población en los países desarrollados como el nuestro. Se trata de la enfermedad hepática mes frecuente por encima de la producida por el consumo de alcohol y de las hepatitis crónicas.

¿Cuál es su causa?

Es más frecuente, incluso superior al 70% entre los sujetos con obesidad o diabetes tipo 2, síndrome metabólico, aunque también hipertensión arterial (HTA), aumento de los triglicéridos, disminución del colesterol de lipoproteínas de alta densidad, síndrome de ovario poliquístico, Diabetes mellitus tipo 1, hipotiroidismo primario, y en algunos casos alteraciones genéticas.

Es una enfermedad muy dependiente de los hábitos y estilo de vida.

Son factores de riesgo el consumo de:

Alimentación rica en calorías.

Exceso de grasas (saturadas).

Carbohidratos refinados.

Bebidas edulcoradas con azúcar.

Elevado consumo de fructosa.

¿Qué tipos existen de hígado graso?

Puede clasificarse, como hígado graso no alcohólico (HGNA), que sería una forma más leve o progresar a esteatohepatitis no alcohólica (EHNA), en este segundo caso la grasa acumulada en el hígado induce inflamación con lesión de las células hepáticas e incluso fibrosis, que en algunos casos puede evolucionar hasta la cirrosis hepática.

¿Qué síntomas produce?

Habitualmente la enfermedad hepática por depósito de grasa no suele provocar síntomas. Algunos enfermos, sin embargo, notan cansancio, malestar general o dolor en la parte derecha y superior del abdomen o ictericia leve.

¿Cómo se diagnostica?

Habitualmente sospechamos la enfermedad en pacientes que presentan una elevación moderada de las transaminasas cuando se les practica una analítica de rutina o bien, por la presencia de signos de esteatosis en una ecografía abdominal, cuando se realiza por estudio de molestias abdominales inespecíficas.

La biopsia queda reservada si se sospecha que la enfermedad puede ser evolucionada y nos puede ayudar a hacer el pronóstico y tomar decisiones terapéuticas.

¿Cuál es su tratamiento?

Actualmente no disponemos de un tratamiento farmacológico específico para esta enfermedad hepática, pero está bien demostrado que la EHGNA requiere modificaciones del estilo de vida. El objetivo principal del tratamiento es controlar los diversos factores de riesgo.

La pérdida de peso, sea por dieta hipocalórica sola o en conjunto con una mayor actividad física, disminuye el riesgo cardiovascular y de diabetes mellitus, y puede hacer retroceder la en­fermedad hepática.

Reducciones de peso en torno al 10% pueden inducir la resolución de la enfermedad y la mejora de la fibrosis en al menos una etapa.

Reducciones de peso en torno al 10% pueden inducir la resolución de la enfermedad y la mejora de la fibrosis en al menos una etapa. La pérdida de peso moderada (> 5%) también produce importantes beneficios.

La dieta mediterránea, con una toma reducida de carbohidratos refinados y una mayor ingesta de ácidos grasos monoinsaturados y omega-3, puede disminuir la grasa del hígado incluso sin perder peso y es el patrón dietético más recomendado para la EHGNA.

La restricción del consumo energético debe ser de 500-1.000 kcal, con exclusión de los componentes alimentarios que fomentan la esteatosis. Se aconseja eliminar los alimentos procesados y las bebidas y alimentos industriales que contengan fructosa.

Se recomienda mantener el consumo habitual de café (con o sin cafeína) ya que se ha asociado con la mejora histológica del daño hepático también por otras causas y con la reducción del riesgo de cáncer hepático.

Sobre el consumo de alcohol se recomienda mantener estrictamente el alcohol por debajo del umbral de riesgo (20 unidades estándar/semana en hombres, 14 unidades estándar/semana en mujeres), y la abstinencia absoluta de bebidas alcohólicas si ya hay inflamación o cirrosis (fibrosis).

En algunos casos puede estar indicada la cirugía bariátrica en pacientes con obesidad mórbida y enfermedad hepática grasa no alcohólica.

El tratamiento con fármacos está restringido a los pacientes con EHNA y fibrosis significativa, pero hay muchos en estudio actualmente.

Ejercicio Físico

¿Cuál es su pronóstico?

En pacientes con esteatosis simple, la enfermedad hepática suele tener un curso benigno. aunque se ha documentado el desarrollo de cirrosis en un porcentaje muy bajo de pacientes.

En los que hay inflamación y/o fibrosis, la extensión de la misma nos determinará determina su evolución. Pudiendo evolucionar a fibrosis avanzada, cirrosis hepática y cáncer hepático con una mortalidad estimada de 10-12% a los 10-15 años del diagnóstico.

En USA ya es la segunda causa de trasplante hepático y en los próximos 10 años se prevé que sea la primera causa.

La principal causa de muerte en pacientes con EHNA es la enfermedad coronaria (dado que se asocia con sobrepeso, obesidad, diabetes, síndrome metabólico, hipertensión arterial, etc), seguida de las neoplasias extrahepáticas y la asociada a cirrosis

Finalmente, recalcar la importancia de cuidar la alimentación y los hábitos de vida. 

Bibliografía

AMF 2020;16(2):64-69 | ISSN (Papel):1699-9029 | ISSN (Internet):1885-2521

Documento de consenso. Manejo de la enfermedad hepática grasa no alcohólica (EHGNA). Guía de práctica clínica. http://aeeh.es/wp-content/uploads/2018/04/GPC-NAFLD-AEEH.pdf

También te puede interesar…

SOJA, PROPIEDADES NUTRICIONALES
Valor nutricional del Queso
La Alimentación durante el Cáncer

Trigo sarraceno: propiedades, beneficios y cómo cocinarlo

Recetas de Cocina Saludables

Recetas de Cocina Saludables
Follow by Email
Facebook0
Twitter20
Visit Us
Follow Me
LINKEDIN
INSTAGRAM20

Pedro J. Martín Pérez

Dr. Pedro Martín Pérez, Médico de Salud Comunitaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Receta de Seitán al limón

Mar Feb 9 , 2021
Ingredientes Para 4 personas necesitarás: 500 g de seitán 2 limones Sal Pimienta Ajo en polvo Romero Aceite Elaboración 1 Corta en lonchas finas el seitán. 2 Ponlo en una sartén con el aceite y las especias a fuego alto, removiendo a menudo, hasta que se ponga bien dorado. 3 Baja el fuego y agrega […]

¿Te gusta este Blog? Compártelo con el mundo