¿Cómo se diagnostica la Diabetes Mellitus tipo 2?

La diabetes mellitus es una enfermedad metabólica caracterizada por niveles de azúcar (glucosa) en sangre elevados.

A la glucosa que circula por la sangre se le llama glucemia. Y si la glucosa está alta se dice que tiene hiperglucemia.

El aumento de glucemia es el resultado de defectos en la secreción de insulina, en su acción o en ambas. La insulina es una hormona que fabrica el páncreas y que permite que las células utilicen la glucosa de la sangre como fuente de energía.

Un fallo de la producción de insulina, de la acción de la misma, o de ambas cosas, genera un aumento de los niveles de glucosa en la sangre (hiperglucemia).

De no controlarse adecuadamente, a largo plazo, la presencia continua de glucosa alta en la sangre puede provocar alteraciones en la función de diversos órganos, especialmente los ojos, los riñones, los nervios, el corazón y los vasos sanguíneos.

Un aspecto fundamental en la prevención de la diabetes es el cuidado de la alimentación,

Los datos epidemiológicos a nivel mundial de la DM muestran que se trata de una de las principales epidemias del siglo XXI. Según la Federación Internacional de Diabetes (IDF) aproximadamente 463 millones de personas de entre 20 y 79 años padecían DM en 2019 (1 de cada 11 personas) -el 90 % diabetes tipo 2 (DM2)-, lo que supone el 9,3 % de la población mundial.

En el año 2012 se publicó el estudio di@bet.es, el mayor estudio epidemiológico poblacional sobre diabetes realizado en España en el que se registró una prevalencia de la enfermedad en torno al 13,8 % de la población adulta.

La diabetes tipo 2 solía aparecer en edades avanzadas, pero la creciente epidemia de sobrepeso y obesidad en la población de todas las edades está teniendo como consecuencia el aumento del número de personas con diabetes tipo 2 en la población más joven, incluso entre los niños.

La obesidad, que se encuentra en muchos casos ligada al sedentarismo y una alimentación poco saludable, es la principal causa de la aparición de resistencia a la insulina en el organismo, que sigue produciendo la hormona, pero sin que esta funcione de manera efectiva en permitir el paso de la glucosa de la sangre al interior de las células.

OBESIDAD: una enfermedad compleja con muchas causas

La confirmación de la diabetes se realiza a partir de la evaluación del resultado de varios exámenes de laboratorio que valoran la cantidad de glucosa circulante en la sangre:

Examen de glucosa en ayunas

El examen de glucosa en ayunas es el examen de sangre que se realiza convencionalmente, que mide la cantidad de azúcar en sangre durante un momento determinado, debiendo ser realizado después de ayunas de por lo menos 8 horas.

En este caso puede ser diagnóstico de diabetes cuando la glucosa plasmática sea superior a 126 mg/dl. En estos casos se suele solicitar la realización de otros exámenes, o repetir el mismo examen, un solo valor no se considera diagnóstico de diabetes.

Medición de la hemoglobina glicosilada (HbA1c)

La HbA1C es un análisis de sangre que indica los niveles promedio de glucosa en la sangre (azúcar en la sangre) durante los últimos 3 meses. Otros nombres para la prueba A1C son prueba de la hemoglobina A1c, HbA1C y hemoglobina glucosilada. Se considera que unos valores de HbA1c superiores a 6,5% son diagnósticos de diabetes.

Prueba de tolerancia a la glucosa o curva de azúcar. 

Esta prueba se realiza con el paciente en ayunas, al que se le tomará una primera muestra de sangre y se le administrará una bebida que contiene 75 gramos de glucosa. A continuación, se le tomará otra muestra de sangre una hora después de la ingesta y una última a las dos horas. Unos niveles de glucemia superiores a 200 mg/dl servirán para diagnosticar la diabetes.

Prueba de glucemia capilar

La prueba de la glucemia capilar se realiza usando un dispositivo llamado glucómetro, el cual mide la cantidad de azúcar en sangre de forma instantánea, sin que haya necesidad de que la persona acuda a un laboratorio. 

¿Cuáles son los niveles adecuados de azúcar en la sangre en una persona con Diabetes?

El resultado es positivo para diabetes si es mayor que 200 mg/dl, debiendo ser confirmado por un examen de sangre.

Esta prueba también se utiliza para que los diabéticos mantengan controladas sus glucemias tanto en ayunas como después de las comidas. 

Una única medición, por lo general, no sirve para realizar un diagnóstico definitivo, salvo que además de los indicadores de glucemia el paciente presente otros síntomas característicos de la diabetes, por lo que es habitual que se repitan las pruebas o se analicen dos distintas para confirmar el diagnóstico. Además, podrá ser necesario realizar otras pruebas adicionales para determinar el tipo de diabetes.

El azúcar oculto en los alimentos



 aprende para mejorar tu salud

Subscríbete a nuestro blog
Cocinar desempeña un papel importante en la calidad de tu dieta
¿Por qué consumir alimentos de temporada?
Ser «Veggie» está de moda, pero ¡cuidado tiene sus riesgos si no se planifica!
Enfermedad Cardiovascular y Riesgo cardiovascular
El método del plato
Follow by Email
Facebook0
Twitter20
Visit Us
Follow Me
LINKEDIN
INSTAGRAM20

Pedro J. Martín Pérez

Dr. Pedro Martín Pérez, Médico de Salud Comunitaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Propiedades nutricionales de la Naranja

Mié Nov 3 , 2021
Las naranjas son frutas que destacan por su riqueza de vitamina C (aproximadamente 52 mg/100g) y su elevado contenido de agua. Esta vitamina C favorece la absorción intestinal del hierro (leer más aquí). Este apreciado cítrico también contiene elevadas cantidades de beta-caroteno o pro-Vitamina A, sustancia antioxidante responsable de su coloración anaranjada, que […]
Naranjas

¿Te gusta este Blog? Compártelo con el mundo