Alimentación y Cáncer de Mama

El cáncer de mama es el tumor más frecuente en las mujeres occidentales. En España se diagnostican alrededor de 26.000 nuevos cánceres de mama cada año. 1 de cada 8 mujeres presentará esta enfermedad a lo largo de su vida. Este tipo de tumor está aumentando en todo el mundo con un aumento de neoplasias agresivas en mujeres jóvenes.

Existen factores responsables de este aumento global que incluye cambios en los estilos de vida. De ellos probablemente el más importante sea la dieta y como factor asociado el aumento de peso corporal sobre todo en mujeres postmenopaúsicas (más info aquí).

Numerosos estudios han demostrado los beneficios de un estilo de vida saludable basado en el ejercicio físico, una alimentación equilibrada y evitar el consumo de alcohol y tabaco. Este estilo de vida saludable ayuda a las personas con cáncer a afrontar mejor los tratamientos, favoreciendo su recuperación y calidad de vida.

El aumento de peso es un problema muy frecuente en mujeres con cáncer de mama que están recibiendo tratamiento con quimioterapia o cuando inicia la hormonoterapia.

La ganancia de peso en el primer año suele ser de entre 2.5 y 6 kg aunque no es infrecuente llegar a un aumento de hasta 10kg.

Los efectos de esta ganancia de peso son muy negativos. Afecta psicológicamente de forma adversa, tanto a la imagen corporal como a la aparición de enfermedades cardiovasculares como hipertensión arterial, arterioesclerosis, diabetes, etc.

También podría relacionarse con un aumento del riesgo de recurrencia y disminución de la supervivencia del cáncer de mama.

Las principales causas del aumento de peso son:

-Disminución del ejercicio físico al abandonar hábitos previos.

-Sedentarismo por los efectos secundarios de los tratamientos; anemia, astenia, etc.

-Cambio de actitud; negativismo, depresión, reparo a salir a la calle, etc.

-Aumento de la ingesta calórica.

-Fallo ovárico en mujeres jóvenes.

-Efecto secundario directo del tratamiento: dosis, duración, pre/postmenopausia

Llevar una alimentación sana y equilibrada no solo ayuda a perder peso a las mujeres con cáncer de mama, sino que aporta un elemento esencial en la prevención de numerosas enfermedades, como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, diversos tipos de cáncer y la recaída de la propia enfermedad.

El consumo de grasas saturadas se ha asociado a un peor pronóstico del cáncer de mama

El consumo de grasas saturadas se ha asociado a un peor pronóstico del cáncer de mama. Una dieta baja en contenido de grasas saturadas puede reducir el riesgo de padecer cáncer de mama en mujeres que tenían dietas con un alto contenido en grasas.

Seguir una dieta en bajo contenido de grasas saturadas puede reducir la aparición y recurrencia des cáncer de mama.

Una relación alta de omega3 / omega 6 se ha asociado con una reducción en el riesgo de cáncer de mama y con un mejor pronóstico tras el mismo. Las fuentes principales de omega 3 son los pescados azules, el salmón, sardinas, aceites vegetales (salvia, lino y calabaza) y las nueces.

Es importante disminuir la ingesta cantidad total de calóricas al día, evitar las bebidas azucaradas y los alimentos con alto contenido en grasas saturadas. Consumir frutas y verduras a diario. Reducir el consumo de carnes rojas y de alimentos ultraprocesados. Disminuir la ingesta de alcohol.

Bibligrafía:

Guirado Blanco, O. (2015). Ácidos grasos omega-6 y omega-3 de la dieta y carcinogénesis mamaria: bases moleculares y celulares. Medicentro Electrónica19(3), 132-141.

Aguilar Cordero, M., González Jiménez, E., García López, A. P., Álvarez Ferré, J., Padilla López, C. A., Guisado Barrilao, R., & Rizo Baeza, M. (2011). Obesidad y su implicación en el cáncer de mama. Nutrición Hospitalaria26(4), 899-903.

Monroy Cisneros, K., Esparza Romero, J., Genaro Guevara Torres, A., Valencia, M. E., Méndez Estrada, R. O., Tortoledo Ortiz, O., … & Astiazarán García, H. (2014). Impacto del tratamiento antineoplásico en el estado nutricional en pacientes con cáncer de mama. Nutrición Hospitalaria30(4), 876-882.

Aguilar Cordero, M., Neri Sánchez, M., Padilla López, C. A., Pimentel Ramírez, M. L., García Rillo, A., & Mur Villar, N. (2012). Sobrepeso/obesidad en mujeres y su implicación en el cáncer de mama: edad de diagnóstico. Nutrición Hospitalaria27(5), 1643-1647.

Salamanca-Fernández, E., Rodríguez-Barranco, M., & Sánchez, M. J. (2018). La dieta como causa del cáncer: principales aportaciones científicas del Estudio Prospectivo Europeo sobre Nutrición y Cáncer (EPIC). Nutrición Clínica en Medicina12(2), 61-79.


Si te parece que mi contenido es útil, ¡compártelo!

Algunos mitos sobre la soja, lo que dice la ciencia.
El Rombo de la alimentación
Ingesta de Hierro: ¿Cuáles son las Recomendaciones?
Método de la Mano

El azúcar oculto en los alimentos
Menos Sal, Más Salud
Subscríbete a nuestro blog
Follow by Email
Facebook0
Twitter20
Visit Us
Follow Me
LINKEDIN
INSTAGRAM20

Pedro J. Martín Pérez

Dr. Pedro Martín Pérez, Médico de Salud Comunitaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Crema de Calabaza y Castaña

Sáb Oct 23 , 2021
Un sabroso y diferente plato para calentar las noches de otoño. INGREDIENTES 1 Calabaza mediana 100 gr de Castañas crudas (también las puedes comprar ya guisadas) 2 zanahorias medianas 1 Cebolla Sal y pimienta ELABORACIÓN 1 Lava y corta en trozos la calabaza. Quita las semillas. Pela las zanahorias. Pica […]

¿Te gusta este Blog? Compártelo con el mundo